Durante la desventura de pasar de 32 a 64 bits, tuve el placer de quedarme sin poder ejecutar ningún binario, ya que estos se habían sobreescrito por sus versiones compiladas para la arquitectura de 64 bits mientras aún continuaba con la de 32.

Ni ls, ni rm, ni mv, ni cp, ni dpkg... nada. Ni tampoco USB, ni ssh, y no podía reiniciar aún; un entorno idílico, vamos. El tema está en que, en un momento dado, necesité hacer uso de las versiones compiladas para 32 bits. Pude descargar aquellos binarios que necesitaba, pero no tenían permisos de ejecución y tampoco podía usar /bin/chmod. Por suerte, ya había alguien que se había imaginado un escenario sin chmod y había recopilado toda una serie de alternativas. Ésta es la que yo usé:

bash $ /lib/ld-linux.so.2 ~/chmod +x ~/rm

En 64 bits, el comando sería ligeramente diferente:

bash $ /lib64/ld-linux-x86-64.so.2 /bin/chmod +x /bin/chmod


Entradas relacionadas


Published

Category

admin

Tags

Contacto